JUSTICIA TRIBUTARIA

JUSTICIA TRIBUTARIA

Cada año, cuando se acerca el “Tax Day” (Día de la declaración de impuestos en los EE. UU.), Alianza Americas impulsa su campaña de justicia tributaria diseñada para desafiar las prioridades presupuestarias de la administración Trump destinadas a financiar la construcción de un muro fronterizo de $ 1.6 mil millones. Durante nuestra campaña, las personas inmigrantes se unen a otros contribuyentes estadounidenses para pedir que sus impuestos se inviertan en beneficios para todas las comunidades. La caja de herramientas que ponemos a disposición del público en el marco del Tax Day destaca las importantes contribuciones de las poblaciones nacidas en el extranjero y orienta a las personas a exigir a sus representantes que rindan cuentas sobre cómo la distribución de los fondos públicos beneficia a las comunidades: las personas nacidas en el extranjero (inmigrantes, refugiados, asilados e indocumentados) aportan $106 mil millones a las arcas fiscales federales y estatales cada año. Por ello, motivamos a las personas a tomar medidas para pedir prioridades presupuestarias y políticas de inmigración que beneficien a nuestras comunidades. En ese sentido, también somos parte de la coalición “Defund Hate” (Desfinanciado el odio) que hace un llamado a que todos y todas insistamos que nuestros impuestos no se malgasten en la máquina de detención y deportación.

Campaña de Justicia Tributaria 2020

La salud pública y la economía están siendo duramente impactadas por la pandemia. Este es el momento para alzar nuestras voces y expresar nuestras demandas en torno al destino de los recursos que aportamos como contribuyentes, y que necesitamos ahora. 

La campaña de justicia tributaria del 2020 reitera los aportes de las contribuciones de las personas migrantes y hace un llamado a que esos recursos se inviertan en: 

  • Salud para todos
  • Acceso a educación de calidad, que no ponga en riesgo a los estudiantes, profesores y a las familias.
  • Garantías de las que personas podrán encontrar o seguir con vivienda decente, incluyendo apoyo para el pago de alquileres
  • Protecciones para los trabajadores y salubridad en el trabajo
  • Recursos para los trabajadores que pierdan su empleo
  • Sistemas de transporte sustentables y sanos que conecten a las comunidades con los empleos
  • Reconocimiento de las contribuciones de los migrantes con oportunidades equitativas para la residencia permanente. 

Exhorta a dejar de destinar recursos para:

  • Policía y encarcelamiento
  • Políticas contra los migrantes como muros, separación de familias, detenciones y deportaciones, ataques a personas con permisos temporales de trabajo o protecciones y bloqueos a los solicitantes de asilo y refugiados