“Refugio para Familias” urge al gobierno mexicano priorizar la protección de migrantes y solicitantes de asilo en la frontera sur de México

PRONUNCIAMIENTO

Para difusión inmediata

“Refugio para Familias” urge al gobierno mexicano priorizar la protección de migrantes y solicitantes de asilo en la frontera sur de México

CONTACTO
Yanci Nuñez  ynunez@alianzaamericas.org / +(503) 7696-2555

12 de abril de 2019 Ante la información sobre la situación en el sureste de México relativa al ingreso y el tránsito de flujos de personas provenientes de Centroamérica, del Caribe (Haití y Cuba) y de África (Congo y Angola), y contrastándola con la respuesta del Estado, que pese a que anunció que permitiría el ingreso y el tránsito por su territorio y que emitiría tarjetas humanitarias para regularizar su presencia en México, en la práctica está aprehendiendo, deteniendo y deportando los flujos que están ingresando al país. En nuestro trabajo de monitoreo y acompañamiento a las organizaciones de la sociedad civil que ofrecen atención a las personas migrantes observamos lo siguiente:

1.- La oficina del Instituto Nacional de Migración (INM) en Tapachula fue cerrada a raíz de incidentes violentos en los que las personas en tránsito protestaban por la dilación injustificada de los trámites que los obligaba a pagar sobornos o buscar representación legal para obtener permisos de tránsito. Las oficinas se reabrieron sólo parcialmente atendiendo un número muy reducido de solicitudes, por lo que en la práctica, este cierre parcial resulta en que quienes ingresan a México, aunque tengan la intención de regularizar su estancia en el país, no pueden hacerlo. Las personas se han visto enfrentadas al dilema de esperar hasta una fecha incierta sin atención humanitaria o continuar el viaje de manera irregular.

2.- México está implementando medidas de control fronterizo y de control migratorio con la participación del Instituto Nacional de Migración (INM) y de las policías federales y municipales.

3.-  Grupos de cientos, y a veces miles personas, están siendo privadas de su libertad en instalaciones del INM, en condiciones de hacinamiento y sin la debida atención a sus necesidades de alimentación, albergue y salud. Las personas privadas de libertad se encuentran en condiciones de desinformación, sometidas a largos periodos de espera bajo condiciones precarias y sumidas en la incertidumbre.

4.- Miles de las personas aprehendidas están siendo deportadas a sus países de origen. Las decisiones están omitiendo considerar las omisiones e inconsistencias de las mismas autoridades mexicanas que impiden o dificultan la regularización a través de las tarjetas humanitarias.

Por lo anterior, las organizaciones miembros de la Campaña #RefugeforFamilies hacemos un llamado a las autoridades mexicanas para que:

1.- De manera urgente, que el INM funcione de forma regular, adecuada y suficiente en los puntos de ingreso a México, de tal forma que todas las personas que quieran regularizar su ingreso y tránsito por el país puedan hacerlo. La emisión de tarjetas humanitarias debe estar disponible en todos los puntos de ingreso, mediante un procedimiento expedito.

  1. Respondan a las denuncias de corrupción con medidas eficaces que no signifiquen cerrar las oficinas y suspender los servicios para la población. Los resultados de las investigaciones de actos de corrupción deben hacerse públicos.

3.- Se ofrezca atención humanitaria a la población en tránsito, respondiendo a los desafíos de los éxodos masivos, apoyando a las organizaciones de la sociedad civil y solicitando la participación de las agencias del sistema de Naciones Unidas, si no hay capacidad de una respuesta oportuna y suficiente. Se debe evitar la pérdida de vidas humanas, protegiendo la integridad personal y la dignidad en el tránsito.  

4.- Se ofrezca información oportuna y suficiente sobre los procedimientos migratorios, las posibilidades de solicitar protección y la atención humantiaria que se brindará, de manera que las personas puedan tomar decisiones informadas.

Pedimos a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador que implemente la política migratoria que anunció, garantizando y protegiendo los derechos humanos de los miles de personas que ingresan y transitan por México. Entendemos que se trata de un desafío importante, y por ello resaltamos la importancia de trabajar en coordinación con la sociedad civil y con los organismos intergubernamentales.

La campaña Refuge for Families (Refugio para Familias) es una respuesta humanitaria, legal y política transnacional liderada por migrantes en Estados Unidos, para brindar apoyo humanitario y legal a los integrantes de los “éxodos” que buscan protección humanitaria, incluyendo asilo, y que transitan por México. Organizaciones miembros: National Partnership for New Americans (NPNA), Fair Immigration Reform Movement (FIRM), Alianza Americas, Community Change, and We Are All America.

XXX