Refugio para Familias condena la intención de reducir a cero el programa de Reasentamiento de Refugiados en EE. UU.

Refugio para Familias condena la intención de reducir a cero el programa de Reasentamiento de Refugiados en EE. UU.

 

WASHINGTON, 19 de julio de 2019- Refugio para Familias, una iniciativa transnacional para abordar y desarrollar un movimiento humano que responda a la difícil situación de las personas migrantes en el corredor que vincula Centroamérica-México-Estados Unidos, condena cualquier decisión para diezmar el programa de Reasentamiento de Refugiados en Estados Unidos, que ha salvado a innumerables familias a través de los años.

En la misma semana en que la administración Trump anunció una nueva regla que niega el derecho de solicitar asilo en la frontera sur del país -una medida dirigida a frenar el “éxodo” centroamericano- conocemos las pretenciones del gobierno de atacar el Programa de Reasentamiento de Refugiados. Según una publicación de la revista Politico, la administración Trump pretende reducir a cero las admisiones de refugiados para 2020.

Este nuevo ataque de la administración Trump al programa de Reasentamiento de Refugiados se produce después de un recorte del 75 por ciento en la cantidad de admisiones para este año. El promedio histórico en las últimas cuatro décadas fue de 95,000, pero Trump ya ha reducido las admisiones a 30,000.

“Como personas que se preocupan por los refugiados, tanto en el extranjero como a la llegada a nuestro país, debemos hacer que se escuchen nuestras voces”, dijo Stephanie Stephens, de We Are All America. “Poner a cero el reasentamiento de refugiados equivaldría a una prohibición total de los refugiados, y la infraestructura de reasentamiento en los Estados Unidos colapsaría por completo. Esto tiene consecuencias graves y de largo plazo para los refugiados, las comunidades que los acogen, y para la política exterior de los Estados Unidos”, agregó.

La prohibición de los refugiados es una forma más en que esta administración está atacando el proceso de asilo y de refugiados, sin importar las razones por las cuales las personas huyen o buscan refugio.

“Hasta que abordemos las causas fundamentales de por qué las personas huyen de sus países de origen, las personas continuarán emigrando a países más seguros. Necesitamos tener un sistema para proteger a quienes buscan refugio si queremos reivindicar nuestro país como defensor de los derechos humanos y de la democracia”, dijo Oscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas. “La gente en algunos países centroamericanos no tiene a quién recurrir. Deberíamos ser a quienes acuden para buscar protección humanitaria”, añadió.

“Como nación, deberíamos honrar nuestros valores de vida y libertad, siendo la democracia más grande del mundo, y ayudar a integrar a los inmigrantes y refugiados a integrarlos a nuestra sociedad”, dijo Josh Hoyt, de National Partnership for New Americans. “En cambio, esta administración ha trabajado constantemente para agregar obstáculos para que los residentes elegibles reciban su ciudadanía”, sostuvo.

Activistas de derechos de personas refugiadas y migrantes piden al Congreso que intervenga para hacer todo lo que esté a su alcance para detener los ataques contra esta población.

“Tenemos una larga historia de dar la bienvenida a las personas que buscan refugio ante las condiciones mortales en sus países de origen, y estamos trabajando incansablemente para luchar contra cualquier intento que amenace estos valores”, dijo Sulma Arias, de Fair Immigration Reform Movement (FIRM). “Todos los días, nuestras comunidades se unen para construir una nación que honre la dignidad y la humanidad de los refugiados, inmigrantes y solicitantes de asilo. Incluso, en los momentos más oscuros, nuestra resiliencia y nuestro compromiso de permanecer unidos es lo que mantiene viva nuestra esperanza”, añadió.

La campaña “Refugio para Familias”, dirigida por National Partnership for New Americans (NPNA), Fair Immigration Reform Movement (FIRM), Alianza Americas y We Are All America, trabaja para elevar y educar al público en general sobre las causas de la migración en la región, y respalda la participación ciudadana en la formulación de estrategias de política exterior responsables que aborden las causas del éxodo a lo largo del corredor Centroamérica-México-Estados Unidos.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *