El Salvador ha entrado a una fase de incertidumbre luego de la reelección inconstitucional de Nayib Bukele

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
5 de febrero de 2024
CONTACTO: 
Yanci Nuñez | [email protected] (312) 866-0312

 

 

Chicago, IL  —  El domingo 4 de febrero, los salvadoreños y salvadoreñas, tanto dentro como fuera del país, fueron convocados a elecciones presidenciales y legislativas. El actual presidente, Nayib Bukele, impulsó su reelección en violacion de la Constitución de la República, que prohíbe la reelección consecutiva. En adición, a pocas horas de finalizada la elección y aun sin tener resultados oficiales, Bukele se declaró ganador y afirmó que su partido, Nuevas Ideas, alcanzó una mayoría de diputados. Ante estos hechos, el director ejecutivo de Alianza Americas, Oscar Chacón, emite la siguiente declaración:

 

Con el resultado de las elecciones de este 4 de febrero, El Salvador entra a una fase de incertidumbre sobre el futuro del bienestar de las y los salvadoreños. A partir de la popularización de la idea de que la persona que fue electa presidente de la República en febrero del 2019, podía y debía buscar su reelección, se consiguió justificar la violacion de la Constitución que establece que la reelección continua está prohibida. Desde su llegada al Ejecutivo, el grupo de poder de Bukele ha tomado cada vez más control de las instituciones del Estado: el Órgano Legislativo (Asamblea Legislativa), el Órgano Judicial (Sala de lo Constitucional), la Fiscalía General de la República, el Tribunal Supremo Electoral, etc. Como si lo anterior no fuera suficientemente preocupante, se prevé ahora que, a razón de una mayor concentración de poder, las elecciones municipales del próximo 3 de marzo, seguramente producirán un control absoluto del poder del Estado por parte de Nuevas Ideas, el partido oficial.

 

No hay ninguna duda que toda sociedad aspira a vivir libre de amenazas violentas en todas sus expresiones. Eso es justo y necesario. Sin embargo, esa no es la máxima medida de bienestar en ninguna sociedad moderna. Desdichadamente, la neutralización de la violencia pandilleril ha sido exitosamente explotada para conseguir el apoyo ciego de la población al gobierno actual. Sin embargo, los desafíos más trascendentales de El Salvador van mucho más allá de eso.

 

Entre los problemas más graves y urgentes que El Salvador enfrenta están el alarmante bajo nivel de bienestar social (educación, salud y vivienda); la incapacidad de la economía salvadoreña de ofrecer un mercado laboral robusto, incluyendo salarios dignos para la mayoría de la población; la carencia de leyes tributarias que garanticen una recaudación justa y equitativa, la superación de la práctica de depender continuamente del endeudamiento de la nación, sacrificando la soberanía nacional, como mecanismo de apoyar las finanzas públicas, la inexistencia de leyes y sistemas que garanticen un manejo transparente y con mecanismos de rendición de cuentas sobre el uso de los recursos públicos, y el desafío de sustituir la cultura de violencia con la que El Salvador ha vivido la mayor parte de su historia, por una firme cultura de paz.

 

Sin desestimar la naturaleza inconstitucional de la reelección del actual presidente Nayib Bukele, como tampoco ignorar el hecho de que la maquinaria publicitaria oficial ha conseguido movilizar a la mayoría de las personas votantes salvadoreñas, todo lo anterior ha dejado a Nuevas Ideas como el partido casi exclusivamente responsable de ofrecer soluciones adecuadas a los más preciados sueños de la población. La estrategia de gestión política y electoral centrada en la movilización exitosa del miedo, ocupada hasta ahora, tendrá que ser reemplazada por políticas públicas que deberían ir revelando cuán cierto es el compromiso del grupo actualmente gobernante por transformar El Salvador en un país verdaderamente próspero y democrático que garantice el bienestar de todas y todos los salvadoreños”.

###

Alianza Americas es la principal red transnacional de defensa de los derechos de los migrantes latinoamericanos que trabaja en Estados Unidos, en todo el continente americano y en todo el mundo para crear un modo de vida inclusivo, equitativo y sostenible para las comunidades de América del Norte, Central y del Sur.

Spread the love
Tags :