El huracán Idalia dejó efectos devastadores en las familias rurales y de bajos ingresos del norte de Florida

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
12 de septiembre de 2023
CONTACTO:
María Rosa Jiménez | [email protected]

 

 

A finales de agosto pasado, el huracán Idalia tocó tierra en la costa del Golfo de de Florida, impactando el  norte del Estado. Una de las preocupaciones hasta la fecha, además del daño a las viviendas, es la pérdida de puestos de trabajo derivada de las inundaciones de los campos, que destruyeron cultivos y criaderos de pollos. Como consecuencia, muchas familias no saben cómo podrán costearse su próxima comida o pagar el alquiler. Ante esta situación, Rural Women’s Health Project y la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC, por sus siglas en inglés, trabajan con comunidades directamente impactadas por el huracán y han lanzado campañas de recaudación de fondos para proveer servicios esenciales. A continuación compartimos una reflexión de ambas organizaciones sobre las repercusiones para las familias rurales y de bajos ingresos del norte de Florida.

 

“Las comunidades rurales de Florida, especialmente a lo largo de la costa del Golfo, son extremadamente vulnerables a los devastadores efectos de los huracanes. Las comunidades inmigrantes quedan en gran medida al margen de los esfuerzos y oportunidades de recuperación administrados por el gobierno, ya que la información necesaria sólo se difunde en inglés. Las familias históricamente excluidas y de bajos ingresos pueden tardar meses, si no años, en recuperarse de las pérdidas y la destrucción causadas por los huracanes”, afirma Robin Lewy, directora de Rural Women’s Health Project.

 

“En una crisis climática cada vez más grave, quienes tienen menos acceso a los recursos y viven en zonas vulnerables al clima seguirán siendo las personas más afectadas por los huracanes y las tormentas tropicales. Los esfuerzos de recuperación deben garantizar que las comunidades de bajos ingresos tengan acceso a agua potable, alimentos y viviendas estables que respondan mejor a las necesidades de las familias que sufren desastres climáticos,” agregó Danielle Chanzes, organizadora de justicia climática de FLIC.

 

Ambas organizaciones son miembro de Alianza Americas, una red multiétnica y multirracial de 57 organizaciones de base de 18 estados y Washington D.C. que lucha por unas políticas sanitarias, medioambientales y de inmigración justas y equitativas. 

 

###

 

Rural Women’s Health Project es una organización sin fines de lucro centrada en la justicia sanitaria que trabaja con comunidades y socios del norte y centro de Florida para desarrollar su capacidad de superar la injusticia sanitaria. Puede obtener más información sobre su trabajo en www.rwhp.org y hacer una donación a su campaña aquí.

 

La Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC, por sus siglas en inglés) está en primera línea de los esfuerzos de ayuda en caso de catástrofe, gestionando una línea directa para poner en contacto a las personas que llaman con los recursos, facilitando la notificación de incidentes, publicando materiales educativos sobre el huracán en varios idiomas y abogando por un acceso justo a las ayudas para la recuperación. Puede obtener más información sobre su labor en https://floridaimmigrant.org/ y hacer una donación a su campaña aquí

 

Alianza Americas es la principal red de defensa transnacional de organizaciones lideradas por migrantes latinoamericanos que trabajan en los Estados Unidos, en todo el continente americano y en todo el mundo para crear una forma de vida inclusiva, equitativa y sostenible para las comunidades de América del Norte, Central y del Sur.

Spread the love