Las conexiones de persona a persona potenciarán el cambio de política

Los participantes de la reciente misión de investigación en Centroamérica -coordinada por Alianza Américas, Centro Presente y el Comité de Abogados por los Derechos Civiles y la Justicia Económica– regresaron luego de una semana de diálogo y reuniones con partes interesadas en Honduras y El Salvador.

La experiencia servirá para construir apoyos legales y legislativos para los solicitantes de asilo y migrantes centroamericanos, incluidos los titulares de Estatus de Protección Temporal (TPS) en los Estados Unidos.

En Honduras, el congresista James McGovern y Joseph Curtatone, alcalde de la ciudad santuario de Somerville en Massachusetts junto a los directores ejecutivos de las tres organizaciones coordinadoras, se reunieron con representantes de organizaciones de la sociedad civil y con familiares de migrantes víctimas de desplazamiento forzado por violencia.

En El Salvador, los delegados visitaron el Centro de Atención al Migrante, donde son recibidas las personas que son retornadas desde Estados Unidos y México; además, sostuvieron encuentros con representantes de organizaciones de derechos humanos y del gobierno salvadoreños como el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y con el fiscal general Douglas Meléndez.

Si bien el intercambio con las autoridades fue de mucha ayuda, los delegados coincidieron en que la experiencia más enriquecedora de su semana en Centroamérica fue la conexión con los hondureños y salvadoreños que a diario sufren la violencia, la pobreza y la corrupción que motiva que miles de personas al año tengan que huir de sus lugares de origen.

“Sus historias son lo que marca la diferencia. Estamos inundados de hechos, cifras, estadísticas, pero a veces creo que hemos perdido nuestra capacidad humana de sentir lo que significan”, dijo el congresista McGovern. “Venir a Honduras y El Salvador, hablar con personas reales, no solo funcionarios del gobierno, eso es lo que mueve”, agregó.

Patricia Montes, directora ejecutiva de Centro Presente, con sede en Boston, estuvo de acuerdo. “Vimos como la violencia y la pobreza estructural siguen siendo generalizadas. Vimos que la corrupción y la impunidad siguen siendo endémicas en Honduras y El Salvador, y que el sistema económico no sigue dando oportunidades, por lo tanto, seguimos viendo migración forzada. No hay oportunidades para ellos aquí”, añadió.

Las conexiones personales impulsarán cambios de política necesarios urgentemente necesarios para proteger a estas familias antes de que finalicen en 2019 los programas de TPS para El Salvador, Honduras, Nicaragua y Haití.

Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo del Comité de Abogados por los Derechos Civiles y la Justicia Económica -quien junto con Centro Presente impulsan una demanda histórica contra la Administración Trump por el fin del TPS para Honduras, El Salvador, y Haití- describió cómo su experiencia en Centroamérica dará forma a su trabajo de defensa legal en los Estados Unidos.
“Es muy importante que las personas aprendan más sobre TPS. Este programa es muy importante porque salva vidas. Es un programa que ha existido por décadas, bajo administraciones demócratas como republicanas. Lo que vemos es un cambio muy brusco de la política, impulsado por la administración Trump, por lo que queremos que las personas abran sus corazones a esta población”, dijo.

“Mantente en solidaridad con los titulares de TPS, conócelos y comprende que muchas de estas personas tienen hijos que nacieron en los Estados Unidos”, coincidió Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas. “Si nos horrorizó la separación reciente de 2,500 niños en la frontera, imaginen lo que sucederá cuando hablemos de cientos de miles de niños estadounidenses que también podrían ser separados de sus familias. Creo que podemos detener esto, pero requerirá la participación activa de todos”, agregó.

Alianza Américas mantiene su compromiso de fomentar el diálogo transnacional y los intercambios transfronterizos para construir puentes y dialogar sobre temas -particularmente la pobreza, la violencia y las políticas migratorias inhumanas- que desafían nuestro hemisferio. Su apoyo como #AliadoAtravésdelasFronteras ayuda a hacer posibles delegaciones como esta. Considere hacer una donación mensual para garantizar la sostenibilidad del trabajo transaccional de Alianza Américas.