El Secretario Kelly rechaza DAPA, indica continuación de DACA

AVISO de PRENSA

Para su difusión inmediata

Friday, June 16, 2017
Cristina Garcia, (773) 875-3314
E-mail: cgarcia@alianzaamericas.org

El Secretario Kelly rechaza DAPA, indica continuación de DACA

Alianza Americas señala la importancia de incidencia local, estatal y nacional, al mismo tiempo que lamenta el ataque en contra de valores familiares.

Chicago IL- En un memorando que se distribuyó ayer, el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció formalmente la revocación del programa propuesto por la Administración Obama en el 2014.  Tal programa, conocido como Acción Diferida para padres de menores de edad estadounidenses (DAPA), habría dado protección contra la deportación a padres de menores de edad nacidos en los Estados Unidos de America (EUA), o que tienen visas de residentes permanentes.  Sin embargo, dicho programa nunca entró en vigor debido a una serie de desafíos y decisiones judiciales. El Secretario Kelly también señaló que la Administración Trump no pondrá fin al programa de accion diferida para extranjeros que llegaron a los EUA sin autorización migratoria o DACA, por sus siglas en ingles. Tal programa ha permitido que casi 800.000 jóvenes estén protegidos de una deportación, trabajen, asistan a la escuela y contribuyan de una mejor manera a la sociedad estadounidense desde que entró en vigencia en el 2012.

Oscar Chacón, Director Ejecutivo de Alianza Américas, hizo esta declaración:

El gobierno de Trump ha repudiado formalmente el programa DAPA.  Este anuncio marca una trágica oportunidad perdida para nuestro país de fortalecer a las familias. Pero no es ninguna sorpresa, dadas las muchas otras acciones que ha tomado la administración.  Nos alegramos de que la defensa feroz y persistente por parte de los beneficiarios de DACA y sus aliados pareciera haber persuadido a la administración a mantener ese programa.  No hay duda de que el programa DACA ha sido bueno para los Estados Unidos.  La mayoría de la población se da cuenta de que ayudar a nuestros jóvenes a desarrollar todo su potencial es una estrategia ganadora.

Lamentablemente, la administración Trump sigue tomando acciones que demuestran su desinterés en respetar los valores claves de los Estados Unidos en cuanto a inclusión y unidad familiar.  La decisión del pasado enero de detener el reasentamiento de refugiados, la prohibición de viajar a los musulmanes (ahora declarada ilegal por varios tribunales) son dos ejemplos.  Las directivas recientes del DHS, a efecto de que todas las personas que residen en los Estados Unidos sin una visa se han vuelto prioridades para la deportación –han sembrado miedo en las comunidades inmigrantes.


En enero de este año, Alianza Américas declaró que su principal prioridad sería defender a las personas quienes están más expuestos a represalias anti-inmigrantes bajo la nueva administración.  Los beneficiarios de la DACA encabezaban la lista, junto con los niños y familias recién llegadas a los Estados Unidos en busca de protección contra la violencia y la inseguridad en Centroamérica, y las casi 300.000 personas que actualmente viven bajo la protección que ofrece el programa conocido como TPS.

Alianza Americas seguirá luchando por las familias, incluyendo a todos los padres que podrían haber sido protegidos bajo DAPA. Defenderemos el derecho a la protección humanitaria para los centroamericanos y todas las personas que lo necesiten.  En lo inmediato vamos a centrar nuestra atención en los trescientos mil beneficiarios de TPS, originarios de El Salvador, Haití, Honduras y Nicaragua.  Dichas personas son nuestros compañeros de escuela, compañeros de trabajo y vecinos; han sido objeto de múltiples registros ante el gobierno, y han echado raíces en sus comunidades.  Muchos de ellos tienen hijos nacidos en los Estados Unidos, contribuyen a la economía y envían dinero a sus familiares en sus países de origen.

La comunidad de haitianos beneficiarios del TPS son la prioridad más inmediata de este esfuerzo. La realidad es que ni Haití, ni los países centroamericanos están en condiciones de recibir a estas personas. En el caso de los centroamericanos, las condiciones de violencia e inseguridad en la región, siguen empujando a muchas personas a huir de sus países. Lo que la Administración Trump debería de hacer es trabajar con el Congreso para tomar medidas legislativas que permitan a los beneficiarios de TPS poder solicitar la condición de residente permanente.

XXX