DESAFIANDO LAS DESIGUALDADES ESTRUCTURALES

Llevar el poder de los inmigrantes organizados a una agenda de justicia transnacional, reconociendo que los problemas de discriminación de género y racial, injusticias económicas y ambientales afectan a las comunidades en los Estados Unidos y en América Latina. Abogar por políticas que ayuden a los países de origen a convertirse en lugares donde las personas quieran vivir y donde puedan hacerlo con dignidad y seguridad. La meta final es crear las condiciones sociales y políticas que resulten en el trato humanitario para todos, independientemente de quiénes seamos o dónde estemos.