Día de los Impuestos 2022

Caja de herramientas

Durante años, el 15 de abril ha sido el Día de los Impuestos en los Estados Unidos. El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) ha decidido dar a los contribuyentes tiempo extra para presentar sus declaraciones de impuestos de 2021 debido a la pandemia de COVID-19, moviendo el Día de los Impuestos 2022 al lunes 18 de abril. Esta es una oportunidad para que Alianza Americas oriente a su membrecía, al público y a los funcionarios electos sobre el importante papel que juega el dinero de los contribuyentes en la construcción de un país más equitativo y en la mejora de la calidad de vida de cada persona que llama a los Estados Unidos su hogar.  

 

La pandemia de COVID-19 puso de manifiesto las deficiencias de la infraestructura estadounidense, así como la necesidad de una respuesta integral a las pandemias, al cambio climático y a la desigualdad. Los gobiernos federales y locales deben invertir el dinero de nuestros impuestos con sensatez, garantizando la asistencia en salud para todas las personas, una transición justa para combatir los efectos del cambio climático y garantizando el derecho a la representación legal de cualquier persona detenida por razones migratorias. También debemos pedir a los legisladores que garanticen que el dinero de nuestros impuestos no se destine a financiar cárceles y centros de detención. Además, es hora que el Congreso ofrezca una vía para la residencia legal permanente a millones de personas inmigrantes que contribuyen con miles de millones en impuestos. 

 

Los dos últimos años han sido cruciales para las comunidades inmigrantes en Estados Unidos: como trabajadores de primera línea, han desempeñado un papel esencial en la lucha contra la pandemia de COVID-19. También han contribuido a la recuperación económica del país: el 55% de las personas trabajadoras inmigrantes están empleadas en trabajos esenciales y representan el 17% del total de la mano de obra estadounidense. Se estima que el 69% de las personas inmigrantes indocumentadas, que han sido excluidas de casi todos los alivios económicos, realizaron trabajos esenciales durante la pandemia. Estos trabajos esenciales fueron el sustento que mantuvo la economía estadounidense en funcionamiento durante la pandemia y siguen siendo una parte vital de la economía estadounidense.

 

En general, las personas inmigrantes contribuyeron con casi 500,000 millones de dólares en impuestos en 2019, incluyendo los 30,600 millones de dólares en impuestos que pagan las personas indocumentadas. El IRS ha establecido un proceso para que las personas inmigrantes indocumentadas paguen impuestos a través de los números de identificación ITIN y TIN. Los hogares de inmigrantes contribuyen con cientos de miles de millones de dólares en impuestos federales sobre la renta, estatales y locales en todo el país y tienen un enorme poder adquisitivo. En 2019, las personas trabajadoras inmigrantes pagaron 492,400 millones de dólares en impuestos. Las personas beneficiarias de TPS pagaron 2,500 millones de dólares en impuestos y otros 6,200 millones de dólares por parte de las personas beneficiarias de DACA en 2019, lo que significa que las personas trabajadoras inmigrantes tienen un papel aún mayor en la economía estadounidense. Sin embargo, las personas trabajadoras indocumentadas siguen excluidas de los mismos beneficios económicos que reciben otros contribuyentes.

 

Los impuestos son un reflejo de los valores de la sociedad y nuestro gobierno debe invertir el dinero de cada contribuyente de forma justa. Los estadounidenses de todas las clases sociales pueden y deben alzar la voz diciendo al Congreso y al gobierno de Biden a dónde queremos que vayan nuestras contribuciones fiscales: garantizar el acceso a la salud para todas las personas, invertir el dinero de nuestros impuestos en una transición justa para combatir los impactos del cambio climático, garantizar el derecho a la representación legal para cualquier persona detenida por razones migratorias, y asegurar al mismo tiempo que nuestros impuestos no se destinen a financiar cárceles y centros de detención. Ya es hora que el Congreso ofrezca una vía para la residencia legal permanente a millones de personas inmigrantes que contribuyen con miles de millones en impuestos. 

 

Vea y comparta el video de Carolina Ortiz de COPAL, organización miembro de Alianza Americas, en el que insta a los legisladores a invertir el dinero de nuestros impuestos en nuestras comunidades. 

Spread the love