COMUNICADO DE PRENSA

Para difusión inmediata

Alianza Americas: la fuerte presión de Estados Unidos a México a  negociar un acuerdo de “tercer país seguro” pone en peligro a las personas migrantes y amenaza a ambos países

Sara McElmurry: 312-351-3890 or smcelmurry@alianzaamericas.org

CHICAGO-17 de mayo de 2018 – En el contexto de la reciente información en torno a que la administración Trump está presionando a México para que acepte convertirse en un “tercer país seguro” para la población migrante centroamericana, violando así las protecciones reconocidas internacionalmente para las personas solicitantes de asilo. El director ejecutivo de Alianza Américas, Oscar Chacón, emitió la siguiente declaración:

“La población migrante centroamericana –personas refugiadas en todo el sentido de la palabra- merecen las protecciones que garantiza el derecho internacional, y no un trato motivado políticamente que los mantenga en peligro”.

No se equivoquen: México no es un país “seguro” para estas familias. Alianza Américas, a través de numerosas delegaciones en la región, ha documentado de primera mano la violencia, los secuestros y la impunidad que son realidades cotidianas para migrantes que intentan cruzar el país. Cualquier afirmación en contrario es una prueba más del desdén descarado de la actual administración, los seres humanos que corren por sus vidas -personas que el presidente calificó recientemente como “animales” – y por las responsabilidades humanitarias de los Estados Unidos.

 
El esfuerzo de Estados Unidos por imponer este acuerdo miope a México no beneficiará a ninguno de los dos países. Forzar al ya agotado sistema de asilo de México a absorber aún más casos solo debilitará su capacidad para apoyar a migrantes, refugiados y a sus propios repatriados, y potencialmente podría aumentar la migración irregular a los Estados Unidos. Cerrar la frontera empuja a los refugiados y a los solicitantes de asilo a otras rutas más peligrosas, como el mar, lo que podría ocasionar una pérdida significativa de vidas y promover el aumento de la trata de personas.
 
Estados Unidos necesita que México sea un aliado en la construcción de una respuesta humanitaria para apoyar a las personas refugiadas en nuestra región, y no un cómplice para empujar las barreras impenetrables hacia la seguridad más al sur. Mientras la pobreza y la desigualdad, el aumento de la violencia y la profunda impunidad que impulsa la migración desde las naciones centroamericanas sigan sin abordarse, las personas seguirán corriendo por sus vidas. Sin embargo, en lugar de apoyar a América Central en la construcción de prosperidad económica, bienestar social y transparencia gubernamental, la Casa Blanca está reduciendo el frágil sistema de apoyo para los países del Triángulo del Norte. Estados Unidos ha intentado recortar la ayuda, ha puesto en peligro los sistemas democráticos y ahora está reduciendo las vías para la migración regular.
 
Alianza Americas denuncia este desarrollo de políticas e insta a los Estados Unidos a cumplir sus responsabilidades humanitarias para las personas refugiadas de Centroamérica y de todo el mundo “.
Alianza Americas es una red de 50 organizaciones dirigidas por inmigrantes que representan a más de 100,000 familias en todo Estados Unidos. Es la única organización con sede en los Estados Unidos enraizada en las comunidades de inmigrantes latinos y caribeños que trabaja transnacionalmente para crear una forma de vida inclusiva, equitativa y sostenible. Obtenga más información en alianzaamericas.org.

XXX